Pelmeni

¡Otra receta del este! Se trata de algo similar a lo que nosotros conocemos como raviolis, véase, pasta rellena. Pelmeni es el nombre ruso y en Ucrania reciben el nombre de varenyky. Pero son típicos también en Moldavia, Georgia... En resumen, en toda Europa del este.


Plato lleno de pelmeni, pasta


Es una receta más típica en festividades, por lo laborioso de su preparación; es por eso que normalmente participan todos los miembros de la familia. Según la tradición, el anfitrión introducía en algún pelmeni un botón, un anillo o algo similar y encontrarlo era señal de buena suerte.


El relleno más común es de carne, pero es habitual rellenarlos también de requesón, col, setas y en su variante más dulce de guindas, manzana, pasas...


Utilizar pasta hecha por nosotros mismos hace de esta receta algo espectacular. Es un esfuerzo que merece la pena.


Ingredientes:


Para la pasta fresca:- 1kg de harina de fuerza
- 5 huevos
- Agua tibia
- Sal
- Aceite de oliva

Para el relleno de carne:

- 800gr de carne de vacuno picada
- 1 cebolla grandeIngredientes para el relleno de los pelmeni
- 2 huevos
- Sal
- Pimienta negra

Para el relleno de queso con espinacas:

- 500gr de requesón
- 200gr de espinacas









Pelmennits

- 2 huevos
- Sal

Para el acompañamiento:

- Nata agria
- Pimienta negra
- Vinagre

 

Elaboración:


Empezamos por preparar la pasta: ponemos la harina en un bol, batimos y añadimos los huevos, una pizca de sal y una chorretadita de aceite de oliva. Vamos añadiendo el agua poco a poco y amasando, hasta que queda una masa bastante compacta y que no se pega. Amasamos bien, hacemos una bola y dejamos reposar durante una hora a temperatura ambiente y tapada con un paño.


Ahora preparamos el relleno de carne: trituramos la cebolla en la batidora y escurrimos el agua que suelta. Mezclamos con los huevos batidos, la carne, una pizca de sal y pimienta al gusto.


Relleno de carne para pelmeniEl relleno de queso con espinacas: escaldamos las espinacas un par de minutos y escurrimos. Mezclamos con el requesón escurrido y aplastado, los huevos batidos y la sal.


Para hacer los pelmeni, yo he utilizado una bandeja especial llamada pelmennitsa,(pueden valer las de raviolis), pero para quien no tiene, una buena opción es hacer saquitos o cuadraditos que doblaremos por la mitad. Entonces:




  1. Quienes tienen la bandeja: vamos sacando bolas de la masa y estiramos con un rodillo (sobre una superficie enharinada) hasta conseguir una lámina fina pero que no se rompa y de Pelmenitsa con carne para pelmeniforma circular. Colocamos la pasta en la bandeja (que habremos espolvoreado previamente con harina), rellenamos los huecos, cubrimos con otro círculo de pasta, pasamos el rodillo y sacamos los pelmeni. Así sucesivamente hasta que se acabe la pasta o el relleno.

  2. Quienes no la tienen: estiramos de igual forma la masa, y vamos cortando cuadraditos. Colocamos un poco de relleno en el centro, doblamos por la mitad y sellamos humedeciendo los bordes y presionando con un tenedor. También se pueden hacer círculos y doblar, o cerrar como si fueran saquitos.


Una vez tenemos los pelmeni preparados, ponemos a cocer por separado los de queso y los de carne en abundante agua con sal y aceite. Los de carne necesitarán unos 20 minutos y los de queso de 10 a quince minutos. Escurrimos.


A la hora de servir, acompañamos con nata agria, pimienta negra, vinagre y ¡listo!


Pequeños consejos:


Cuando rellenemos la pasta, es muy importante no excederse, pues es más fácil que se rompan; y cuando los desmoldemos, hay que hacerlo sobre una superficie enharinada y sin amontonarlos. Si no se van ha hacer inmediatamente, hay que mantenerlos en un lugar bien fresco (si hay sitio en el frigorífico mejor), porque si no, se ablandará la pasta y se pegarán. Se pueden congelar perfectamente.


Por otra parte, es importante no quedarse cortos con la sal en el relleno de queso, pues si no, quedan demasiado sosos.


Al gusto:


Cuando se sirven los pelmeni, no se hace con la nata, pimienta y vinagre ya echados, sino que se sacan a la mesa por separado y así cada comensal puede elegir el acompañamiento que desea.


Catástrofe de hoy:


Primera: que idiota de mí, se me ha olvidado hacerle una foto al resultado final, de modo que he sustituido provisionalmente la foto principal por una que he encontrado, hasta la próxima vez que vuelva a hacer pelmeni. (Pequeña trampa)


Segunda: ésta ya tiene que ver con la receta. Por una parte, que la primera tanda no me salió muy allá porque puse demasiado relleno; y por otra parte, que para cuando acabé de prepararlos todos, los primeros ya se habían ablandado y pegado un poquito. De ahí lo de cocerlos enseguida o mantenerlos al fresco.


¡Ah! ¡Se me olvidaba! El queso... algo soso: no escatiméis en sal. De hecho, probadlo antes de rellenar.

2 comentarios:

  1. [...] no os digo que os pongáis a cortar espaguetis, pero unas láminas para lasaña, o cuadraditos para raviolis no lleva mucho [...]

    ResponderEliminar
  2. [...] preparamos el relleno base. Es parecido al relleno que usamos para pelmeni. Picamos muy fino la cebolla, si tenemos picadora nos vendrá de lujo. Mezclamos bien la carne con [...]

    ResponderEliminar