Tortilla de patata y calabacín

Hemos estado de excursión en la sierra y por no recurrir al bocata de siempre, hemos preparado una tortilla de patata; pero no una tortilla de patata cualquiera, sino una con calabacín, que le da un toque algo dulzón y la deja muy, muy, muy jugosa.


Eso sí, sabed que los ingredientes que aquí os pongo son para una tortilla que podría alimentar a un regimiento.


Pintxo de tortilla de patata y calabacín

Ingredientes:


- 3 patatasIngredientes para preparar una tortilla de patata y calabacin

- 1 calabacín

- 1 pimiento verde italiano

- 1 cebolla grande

- 5 huevos

- Aceite de oliva

- Sal

Elaboración:


Patata y calabacín pochados para la tortilla

Para los que ya sabéis hacer una tortilla de patata, no tenéis más que añadirle el calabacín laminado. Para los que no, lo explico desde el principio.


Empezamos por picar la cebolla y ponerla a pochar en una sartén con aceite. Picamos el pimiento y lo añadimos. Después laminamos el calabacín y a la sartén. Cuando ha reducido un poco, agregamos la patata pelada, limpiada y cortada en láminas de pocos milímetros de grosor y sal.


Pasado bastante tiempo, cuando las patatas ya se han hecho (no tenéis más que probar alguna de las más gorditas para Totilla de patata y calabacín semihecha comprobarlo), en un bol aparte cascamos y batimos los huevos. Añadimos un poco de sal y el contenido de la sartén y mezclamos bien. Lo vertemos sobre una sartén grande y antiadherente, que habremos engrasado con un poco de aceite para que no se nos pegue y dejamos que se haga a fuego medio-bajo. Cuando vemos que los bordes han cuajado y empieza a hacer lo mismo el centro, le damos la vuelta con cuidado, dejamos unos minutos hasta que se termine de hacer y ¡listo!



Pequeños consejos:


¡Huevos a temperatura ambiente! Por si aún no había quedadoUna enorme tortilla de patata y calabacin claro después de haberlo puesto en tantos posts.


Ni las verduras ni las patatas tienen que llegar a dorarse, de modo que no las tengáis a fuego muy fuerte. Tampoco la tortilla, si no queréis que no se nos queme. Y después de darle la vuelta, no la tengáis demasiado tiempo al fuego, pues queda mil veces más rica si el huevo no se hace del todo por dentro, al menos para mí.



Al gusto:


Que no os guste el calabacín no es excusa para no probar esta tortilla; a mi madre no le gusta nada y la tortilla sin embargo... Eso sí, no echéis tanto y picadlo en lugar de cortarlo en rodajas para que no se note demasiado.



Catástrofe de hoy:


A pesar de sus antecedentes, he vuelto a delegar en el sujeto de siempre a la hora de darle la vuelta a tamaña tortilla, pero esta vez no ha acabado en el fregadero; así queda demostrado que todo el mundo merece una segunda oportunidad ¿no?



Fotos para abrir boca:


[gallery link="file" ids="1756,1755,1757"]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada