Mordor cupcakes: tres chocolates


¿Echabais de menos mis cupcakes? No me extraña, desde los de manzana que publiqué hace más de un mes no he vuelto a hacer, y de hecho, estos los tenía olvidados en el ordenador desde hace todavía más tiempo; menos mal que me los ha recordado Victor, que si no...


Mordor cupcakes tres chocolates


Voy a confesarlo, soy una auténtica freaky de El Señor de los Anillos, por si no os habíais dado cuenta con el pequeño detalle de los Mordor cupcakes. Para los que no lo sepáis, Mordor es un país de la Tierra Media, lugar en el que están basados los libros, y lo que representan los cupcakes es el Monte del Destino, un volcán sito en Mordor, uno de los lugares más importantes de la historia; y no sigo contando porque no quiero hacer spoilers a los que tengáis intención de leer los libros o ver las pelis, cosa que recomiendo encarecidamente.


El caso es que como para representar el volcán iba a necesitar chocolate plástico o algo así, pensé que lo que mejor le iría serían unos cupcakes de chocolate, y por variar un poco, a falta de uno decidí usar tres. Os lo advierto, saben a chocolate, a mucho chocolate, así que absteneos los adictos, pues os pueden llevar a la perdición.



Ingredientes:


Para los cupcakes:

Ingredientes para hacer los cupcakes 3 chocolates

- 120 gr de harina

- 30 gr de almendra en polvo

- 70 gr de azúcar

- 1,5 cucharaditas de levadura

- 1/4 de cucharadita de sal

- 2 huevos L

- 50 gr de chocolate con leche

- 50 gr de chocolate blanco

- 50 gr de chocolate negro

Para el relleno:

-150 gr de crema pastelera

- Colorante naranja

Para la decoración:

- 200 gr de chocolate plástico (*)

- Cacao en polvo

Elaboración:


Para hacer los cupcakes:


Mantequilla con yemas


Ponemos a fundir los chocolates al baño maría por separado y dejamos que templen un poco.


Batimos la mantequilla en pomada con el azúcar y añadimos las yemas de los huevos. Dividimos la mezcla en 3 partes iguales y mezclamos cada una con un chocolate fundido.


Tamizamos la harina con la levadura y la sal y la vamos repartiendo en los tres chocolates, de tal forma que todos acaben con la misma densidad. El chocolate blanco necesitará más harina que el negro, de modo que no hay que repartirla en partes iguales.


La tres masas de chocolateMontamos las claras a punto de nieve y las repartimos, también de forma que contribuyan a que las tres masas queden iguales, si es que con la harina no lo hemos conseguido. En este caso, probablemente el chocolate negro necesitará más que el blanco.


Llenamos las cápsulas echando primero el chocolate con leche, después el blanco y por último el negro, pero nunca superando las 3/4 partes de los moldes. Horneamos los cupcakes a 180ºC durante 20-25 minutos, los sacamos del horno y después de 5 minutos los sacamos de la bandeja para que terminen de enfriarse sobre una rejilla.



Cupcakes 3 chocolates sin hornearPara rellenarlos:


Teñimos la crema pastelera con el colorante naranja o en su defecto con una mezcla de rojo y amarillo hasta obtener el color de la lava, más o menos.


Hacemos un agujero en el centro de los cupcakes y los rellenamos con la crema pastelera. También los cubrimos con un poco para que luego se pegue el decorado.



Para decorarlos:


Cupcakes tres chocolates recién horneados


Mezclamos el chocolate plástico con un poco de cacao en polvo para darle un efecto a tierra seca. Después, con unos 50 gr hacemos una montaña y con ayuda de un pincho le hacemos un agujero en medio a modo de volcán. La base tiene que tener el mismo diámetro que el cupcake. Entonces lo colocamos sobre uno de ellos presionando suavemente.


Con el resto del chocolate plástico cubrimos el resto de los cupcakes. no hay que estirarlo con un rodillo, hay que hacerlo a mano, toscamente para que parezca una tierra yerma. A algunos les haremos grietas o pequeños agujeros.


Cupcakes tres chocolates rellenos de cremaEntonces rellenamos con la crema pastelera el volcán dejando que se derrame por fuera y también las grietas y agujeritos del resto de los cupcakes. ¡Ya tenemos nuestro monte del destino!



Pequeños consejos:


Para las tres masas de chocolate tengan la misma consistencia hay dos opciones, la que os he explicado arriba o dividir la harina y las claras en iguales cantidades pero echar menos chocolate blanco y un poco más de negro. Si siguen sin quedar igual al final, podéis echar un poco de leche a las más espesas.


Chocolate plástico con cacao en polvoY luego, cuando rellenéis las cápsulas, procurad que no queden películas de aire entre capas de chocolate, si es necesario presionad con una cuchara.


Todo esto es importante para que los chocolates no crezcan de manera desigual y acabemos con unos cupcakes rotos y hundidos por partes.


(*) Si no tenéis chocolate plástico, podéis hacer fondant desde cero pero sustituyendo parte del azúcar glass por cacao en polvo. Eso es lo que he hecho yo y ha quedado estupendamente para lo que buscaba. Si no, también podéis utilizar el fondant y teñirlo, pero colores tan oscuros a menudo manchan.



Al gusto:


¿Que no os apetece hacer Mordor? ¡No pasa nada! Lo importante y lo bueno se esconden debajo, así que os animo a que hagáis estos cupcakes tres chocolates igualmente.


Y si queréis decorarlos, pues haced un frosting de queso, de Nutella, de mantequilla... lo qué más os apetezca.



Catástrofe de hoy:


He tenido que hacer dos tandas porque la primera... no tenéis más que verla. Estaban buenísimos, pero feos, feos, feos. A la segunda salió bien, y es por eso que os he dicho que la densidad de las masas de chocolate debe ser la misma. En cuanto al Monte del Destino... quedaba mejor en mi imaginación.



Fotos para abrir boca:


[gallery link="file" ids="4429,4421,4420"]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada