¿Victor sin tilde?

Sí, sí, WordPress también lo piensa, es escribir Victor y ya está, otra vez subrayado en rojo chillón. Pero bueno, aunque WordPress no lo vaya a entender, por mucho que le dé a 'añadir al diccionario', os lo voy a explicar a vosotros antes de que empecéis a pensar que soy algo analfabeta.


Antes de nada, sabed que si merece una página en el blog es porque aunque no lo veáis, trabaja en esto tanto como yo: yo me encargo del contenido y él de que funcione todo lo demás, que no es poco. Aunque algo ha publicado (Baozi y Calamares encebollados), le va más lo de cacharrear que lo de cocinar o escribir. De hecho, ahora le ha dado por aprender a hacer cerveza en casa.


Cada vez me parece más injusto que 'Las Recetas de Arguiñane' me señale como única protagonista, pero en un principio Victor no iba a tener que meter mano en esto, y a estas alturas el nombre es el que es y no podría ser de otra forma.


Volviendo al tema, ¿por qué sin tilde? Porque es moldavo. Y ahora viene donde la peinan, ¿moldavo? ¿Moldavia? ¿es que eso existe? Pues ¡a buscarlo en el mapa! Para los que lo conocéis no creáis que os tomo por tontos, pero en verdad que hay mucha gente a la que apenas le suena, y que si le suena no sabe decirte dónde está.


¿Ahora entendéis por qué hay unas cuantas recetas del este?

No hay comentarios:

Publicar un comentario